Adicción a Internet: síntomas y tratamiento

La adicción a Internet es un fenómeno relativamente nuevo, pero que lamentablemente ganó bastante impulso con la expansión del acceso a la red y el crecimiento en la cantidad de usuarios de todo el mundo. Como problema mental, presenta varias características en común con otros tipos de adicciones, y hasta el momento no se encuentra una definición estándar que pueda definir formalmente la adicción a Internet o sus juicios de diagnóstico para abordarla.

¿Qué es la adicción a Internet?

La adicción a Internet es la unión de varios factores que provocan en el individuo un anormal uso en la frecuencia de acceso a la red global de información, que tiene como consecuencias negativas el desenvolvimiento del paciente en el ámbito:

  • Familiar.
  • Económico.
  • Mental.
  • Social.
  • Relaciones interpersonales.

Cuando hay abuso en las horas de uso de la Internet se generan síntomas de angustia en el paciente, acompañado de una serie de sensaciones desagradables:

  • Sufrimiento.
  • Dolor.

Con el paso del tiempo surgen consecuencias que acarrean un deterioro significativo en la calidad de vida de la persona. Los daños provocados por la adicción también afectan a sus familiares y al entorno cercano.

Al ser un fenómeno relativamente nuevo para los científicos ha sido difícil definirla con precisión. Sin embargo, en la opinión pública nunca han faltado las campañas de previsión sobre los problemas de la adicción a Internet. 

¿Quiénes han hablado de la adicción a Internet?

En 1995 el psiquiatra de Nueva York, el Dr. Ivan Goldberg fue el primero en hablar sobre la adicción a Internet, aunque desde un principio no estableció la condición como una adicción, expuso de la reducción significativa o el abandono de las actividades profesionales o sociales de algunos pacientes debido al uso excesivo de Internet.

Otro estudioso del término fue el Dr. Jonathan J. Kandell quien describió la adicción a Internet como una dependencia psicológica. A la par el psicólogo británico Mark D. Griffiths consideró que la adicción a la tecnología forma parte de los trastornos conductuales.

Entonces poder definir un solo término para la adicción a Internet ha hecho imposible para establecerla como un problema común de una enfermedad. No obstante, todos coinciden que su habitual consumo provoca deterioros en la calidad de vida de la persona.

Tipos de adicción a Internet

Kimberly Young la psicóloga fallecida en 2019, una de las pioneras en el tema de la adicción a Internet, estableció que la condición se puede dividir en cinco tipos:

  • Erotomanía en Internet (adicción al cibersexo). Surge cuando hay un acceso compulsivo a sitios web pornográficos o visualización de imágenes sexualmente explícitas, se manifiesta también con el uso incontrolado de chats eróticos y cibersexo. Esta tipología abarca otros problemas sexuales como exhibicionismo, pedofilia, zoofilia.
  • Sociomanía de Internet (adicción a las relaciones cibernéticas). Se manifiesta con la frecuencia de chats y establecer vínculos de amistad en Internet, alejándose de los contactos de la vida real; los nuevos conocidos se hacen solo vía digital y reemplazan las relaciones con familiares y amigos; las personas afectadas por esta condición tienen dificultades para iniciar y mantener contactos fuera de la web.
  • Adicción a Internet (compulsiones de la red). Es una de las más generales, ya que incluye adicción a juegos en línea, visualización obsesiva de los mercados financieros o compras online, visita a redes sociales.
  • Sobrecarga de información. Aquí el paciente siente la necesidad de conocer todos los datos que aparecen en Internet, lo que conduce a sobrecarga de información.
  • Dependencia de la PC (adicción a la computadora). Necesariamente no tienen que manifestarse las demás adicciones vinculadas con el acceso a la red, sino necesidad del uso incontrolado de una computadora, incluidos los juegos en ella.

Síntomas de los adictos a Internet

Kimberly Young detalló que los adictos a la web pasan un promedio de 35 horas a la semana frente a una computadora. Entre los principales síntomas de los adictos a Internet se manifiestan señales como: cambios de humor, ansiedad, irritación y episodios de agresión. La vida y las actividades de la persona giran en torno a un dispositivo que les brinde acceso, todo es dependiente a las sesiones de Internet.

Otras actividades para pasar el tiempo pierden atractivo, y son reemplazadas por el contacto con Internet, ya que representa una prioridad. Las horas dedicadas al uso a la web aumentan a medida que avanza la adicción, y el individuo afectado no se percata de las consecuencias negativas (deterioro de los contactos con familiares, problemas de salud, dificultades del aprendizaje).

Efectos de la adicción a Internet

La adicción a Internet se manifiesta de manera física y emocional. El síntoma más notorio en ser manifestado es cuando la persona susceptible prioriza el uso de la Internet sobre cualquier asunto, deberes o entretenimiento. Otra sintomatología que se repite constantemente es la ausencia de sueño, provocada al pasar muchas horas en Internet sin tomar unos minutos para descansar o dormir. Con el paso de un período, el individuo adicto comienza a ocultar a familiares o amigos la cantidad de horas que pasa online. En casos extremos, la adicción termina con los nexos familiares, problemas económicos y deterioro de la salud.

La adicción a Internet puede provocar depresión y otros problemas emocionales como lo son:

  • Depresión.
  • Problemas para establecer prioridades en la vida.
  • Dificultades para establecer y cumplir compromisos.
  • Detrimento del sentido del tiempo.
  • Incumplimiento de la jornada laboral y otras asignaciones.
  • Cambios de humor.
  • Sensación de soledad.
  • Aburrimiento con las actividades realizadas lejos de la computadora.
  • Trastorno de identidad.
  • Problemas para cumplir con las obligaciones diarias o mal desempeño general.
  • Sensación de culpa.
  • Emoción eufórica al utilizar un dispositivo que conecte a Internet.
  • Sentimiento de neurosis.
  • Sensación de ansiedad.
  • Rompimiento de las relaciones interpersonales y fortalecimiento de actitudes egocéntricas.
  • Pérdida de interés en la participación de actividades sociales.
  • Cambio de horario (realizar tareas para más tarde).
  • Sensibilidad a la crítica.

Consecuencias físicas de la adicción a Internet:

Poco interés para las relaciones sexuales.

  • Aumento o pérdida de peso a causa de mala nutrición.
  • Dolor de espalda.
  • Síndrome del túnel carpiano.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de cuello.
  • Problemas de visión caracterizada por los ojos secos.
  • Insomnio.

El síndrome del túnel carpiano es uno de los efectos físicos más notorios de la adicción a Internet.

El fenómeno FOMO está muy vinculado con la adicción a Internet, se determina por ser un fuerte miedo a que la persona se pierda de algún evento o información importante.

¿La adicción a Internet puede llevar a la muerte?

Hay muchos casos donde la adicción a Internet provocó la muerte de una persona o de algún miembro de la familia. En 2005, los medios de comunicación del mundo dieron a conocer la penosa noticia de un hombre de Corea del Sur que con 28 años murió de insuficiencia cardiovascular al transcurrir 50 horas frente a una computadora. Los médicos en la autopsia determinaron que la causa de muerte era por agotamiento del cuerpo, ya que la víctima no ingirió alimento alguno o tomó agua en el transcurso de horas. En el 2011 en Inglaterra un joven murió en la consola donde pasaba 12 horas al día a consecuencia de una trombosis.

En Rumania ocurrió un horrible crimen, se trató del reconocido caso de Ionut Savin, el adolescente de 15 años que asesinó de una puñalada a su madre luego de que ella le cortó el acceso a Internet. Mientras la mujer agonizaba, el muchacho robó dinero de su monedero y acudió a un cibercafé.

Tratamiento para la adicción a Internet 

Llevar a cabo un tratamiento para los adictos a Internet es sumamente difícil debido a que no está contemplado de manera oficial en una institución especializada, y los centros de tratamiento contra adicciones se enfocan en problemas de drogadicción y alcoholismo.

El mecanismo que ha hecho frente contra este problema es la psicoterapia, basada en la actividad cognitiva-conductual. El tratamiento se basa en cambiar los hábitos de uso de Internet, que consiste en restaurar gradualmente un horario en la vida del paciente para otros entretenimientos, actividades y relaciones no virtuales.

Debido a que en la actualidad es difícil alejar a una persona de la conexión a Internet, se establece un horario de uso para la red, con el objetivo de que el contacto con la Internet sea lo más breve posible. Otras técnicas para apoyar el tratamiento consisten en registrar las actividades de Internet en un diario, interrumpir gradualmente el acceso a la web y cambiar las horas de uso de un dispositivo con conexión a ella.

¿Cómo prevenir la adicción a Internet?

Internet tiene sus lados positivos y negativos. Actualmente, es difícil prohibir a un niño el uso de esta increíble herramienta, porque está disponible desde infinitos lugares, y también porque a raíz de la pandemia la vida escolar se mudó a la web. Sin embargo, hay que centrarse en establecer reuniones y debatir sobre qué sitios web vale la pena visitar y cuáles deben evitarse. Si se tiene niños en casa, acordar cuánto tiempo dedicarán ellos al uso de la web.

También hay que planificar actividades físicas donde se suspenda el uso de la web, todo esto, para que las personas no se cierren exclusivamente al mundo digital.