Como crear abundancia en tiempos de crisis

Las crisis son necesarias para que la sociedad avance, son oportunidades disfrazadas, hay quienes lloran por todo lo que está pasando, y hay quienes venden los pañuelos para esos que lloran, la crisis no es más que la actitud de cómo veas las cosas.

No se puede ir por la vida buscando culpables por todo lo que pasa, en tiempos de crisis no se debe perder el foco de lo que se quiere lograr, se debe mantener una visualización constante de las metas y es hora de plantearse ¿Qué debo hacer diferente?, la crisis te cambia los planes pero la meta debe ser la misma, así que para ello debes tener:

La disposición de innovar

En este caso debemos dejar que las ideas fluyan en nuestro pensamiento, pensar con claridad para buscarle solución a los problemas, las ideas solas en si no tienen ningún valor sino las ejecutas, para ejecutar una idea se debe plantear los objetivos que se desean alcanzar, los argumentos con los que se dispone para llevarla a cabo, investigar todo lo necesario para la evaluación de los posibles riesgos que se pueden presentar.

Visión de largo plazo

No se debe pensar solo en el momento de crisis, sino todo lo contrario, se debe pensar después de la crisis, cuando se tiene un plan (proyecto) producto de una idea que busque dar solución en los tiempos difíciles, se tiene que planear a largo plazo, y para ello al momento de innovar y ejecutar la idea, esta debe proyectarse o basarse a lo largo del tiempo, y no solo para salir del momento que se esté viviendo, la planificación es importante pero también el sentido común que se tenga.

Actitud frente al riesgo

Siempre existirá ese grado de incertidumbre en las cosas que se realizan, y es que en todo momento el riesgo se debe considerar, la actitud frente al riesgo se define como la capacidad que tiene una persona para aceptar los riesgos y actuar con un poder de decisión para controlarlos y lograr una mitigación del mismo. 

Ser fiel a ti y tu visión

Las batallas más difíciles son las que se pelean en la cabeza, logrando controlar las emociones que generan constantes dilemas en nuestra mente, se debe tener templanza y seguridad para forjar  nuestro propio camino, tener agallas para pelear cada batalla aunque esté llena de riesgo e incertidumbre, tener una actitud mentalmente fuerte. A pesar de todo lo que se presente, las crisis siempre van a existir, pero la actitud con que debemos hacerle frente depende de nosotros mismos, no de los demás. 

Aprender de los momentos difíciles

Todo tiene una razón, una explicación del por qué las cosas suceden, hay quienes ven una oportunidad en el cambio, y hay quienes forman una tormenta en un vaso de agua, lo importante es entender que cuando algo cambia se debe de aceptar y sobre todo aprender, ver el lado positivo de ese acontecimiento, reconocer lo malo y hacerlo parte de las experiencias de la vida, de esta manera tendremos en cuenta los errores cometidos para no cometerlos de nuevo. Si nos toca empezar de cero, pues empezaremos basándonos en la experiencia. 

Deja un comentario