Qué son los ETF y qué los hace tan populares

Invertir en bolsa es mucho más que sólo comprar y vender acciones de diversas empresas. Existen muchas formas de ganar dinero en el mercado de valores que implican diversos instrumentos financieros. 

Uno de ellos son los Exchange- Traded Funds (ETF) que son realmente muy útiles y altamente recomendables para principiantes que no tienen muy en claro dónde invertir su dinero. Como veremos en este artículo, tienen muchísimos beneficios que lo convierten en uno de los activos más atractivos en la actualidad. Ya que son cada vez más los inversores que apuestan por ellos en sus portafolios.

Comencemos, ¿Qué son los ETF?

Los ETF (Exchange- Traded Funds, por sus siglas en inglés) son fondos de inversión que toman como base el comportamiento de índices de referencia como el Nasdaq o el Dow Jones. Dicho en otras palabras, estos fondos funcionan como un “paquete” de acciones, en el cuál los inversores no tienen la posesión de las mismas, sino que el rendimiento del ETF depende de la evolución conjunta del precio de dichas acciones.

Para ser más claros, un ETF replica el comportamiento del índice de referencia.  Por lo que, si el valor de este índice sube, estaremos obteniendo un rendimiento positivo en nuestra inversión. Pero no tendremos la posesión de los activos subyacentes.

Además, tienen la particularidad de que funcionan de forma muy similar a una acción. Ya que se pueden comprar y vender las participaciones en un ETF en cualquier momento en el mercado, con su cotización en tiempo real.

Desde 1976, cuando se crearon los primeros para replicar el comportamiento del S&P 500, los ETF han ido ganando cada vez más adeptos entre los inversionistas, hasta convertirse en activos que mueven inmensas cantidades de capital en todo el mundo.

Las ventajas de los ETF

Su popularidad, como hemos mencionado, viene dada por una serie de beneficios que hacen que los ETF sean únicos y muy bien valorados. 

Para empezar, tienen un costo menor que fondos de inversión tradicionales. Y, además, suelen ser de bajo riesgo para los inversores, ya que, al contener una buena diversificación de acciones, son menos susceptibles a las fluctuaciones del mercado.

Por otro lado, la posibilidad de venderlos en cualquier momento, les da una versatilidad y posibilidad de liquidez que no tienen fondos tradicionales. Sin mencionar que existe una amplia gama de ETF que replican casi cualquier índice imaginable. Esto, sumado a que no es necesario una gran inversión para adquirir una participación, los hacen atractivos para todo tipo de inversores.

¿Qué ETF existen?

Pues como hemos comentado anteriormente, existen ETF que replican todos los índices conocidos y mucho más. Los más comunes son aquellos basados en los índices más importantes como el Dow Jones, el Nasdaq y el S&P 500.

Sin embargo, existen ETF que toman como referencia las acciones de empresas de un determinado sector. Por ejemplo, este último año, se han popularizado muchos que están basados en el sector de la Bioquímica. Empresas como PFIZER o Moderna, que han sido las responsables del desarrollo de las vacunas contra el COVID-19, están indudablemente en estos índices.

Además, sectores como la Tecnología, las telecomunicaciones y, más recientemente, los esports, han ganado mucha popularidad por ser de los más rentables que podemos hallar. Como vemos, existen muchos ETF para todo tipo de inversores.

Deja un comentario