La definición de programación cero-uno es entero

¿Qué es la programación cero-uno?

La programación entera cero-uno (que también se puede escribir como programación entera ‘0-1’) es un método matemático para usar varias funciones binarias; en particular, las respuestas son sí (‘1’) y no (‘0’) para llegar a una decisión si hay dos opciones mutuamente excluyentes.

En el mundo de las finanzas, la programación de enteros de cero a uno se usa a menudo para proporcionar respuestas a los problemas de racionamiento de capital, así como para optimizar el retorno de la inversión y ayudar en la planificación, producción, transporte y otros asuntos.

Conclusiones clave

  • La programación cero-uno completa se basa en soluciones mutuamente excluyentes tanto (1) como no (0) para encontrar soluciones a problemas lógicos.
  • En los problemas de números enteros cero-uno, cada variable está representada solo por 0 (“no”) o 1 (“sí”) y puede representar la opción para seleccionar o rechazar opciones, habilitar o deshabilitar interruptores electrónicos, o usar una respuesta directa de sí o no. en varias otras aplicaciones.
  • Este tipo de programación puede ser útil para empresas que toman decisiones en temas como en qué invertir o cuál de los dos productos propuestos es más fácil de producir.

Comprender los enteros de programación cero-uno

La programación completa es una sección de programación matemática u optimización que implica la creación de ecuaciones para resolver problemas. El término “programación matemática” se debe a que el propósito de resolver varios problemas es seleccionar programas de acción. Asignar un valor simple sí / no puede ser una forma poderosa de establecer una estructura lineal de resolución de problemas para detectar ineficiencias.

De hecho, las instrucciones más básicas ejecutadas por una computadora son códigos binarios que consisten solo en unos y ceros. Estos códigos se traducen directamente en los estados “encendido” y “apagado” de la electricidad que se mueve a través de los circuitos físicos de la computadora. En esencia, estos códigos simples forman la base del “lenguaje de máquina”, la variedad más fundamental de lenguajes de programación. Estas posiciones de encendido y apagado también pueden interpretarse como la asignación de una función lógica de “sí” o “no”.

Por supuesto, ningún ser humano podrá construir programas modernos programando explícitamente unos y ceros. En cambio, los programadores humanos deben confiar en diferentes capas de abstracción que les permitan formular sus comandos en un formato que sea más intuitivo para los humanos. En particular, los programadores modernos emiten comandos en los llamados “lenguajes de alto nivel” que utilizan una sintaxis intuitiva, como palabras y oraciones completas en inglés, así como operadores lógicos como “Y”, “O” y “Otro”, que familiar para el uso diario.

Sin embargo, en última instancia, estos comandos de alto nivel deben traducirse a lenguaje de máquina. En lugar de hacerlo manualmente, los programadores confían en los lenguajes ensambladores, cuyo propósito es traducir automáticamente entre estos lenguajes de alto y bajo nivel.

El ejemplo del mundo real de la programación cero-uno completa

Un ejemplo simple de cómo se puede usar la programación de enteros cero-uno en el racionamiento de capital puede ser determinar la cantidad de proyectos de desarrollo de productos que una empresa puede completar para una fecha específica o dentro de un presupuesto específico. Por ejemplo, se pueden asignar valores a una serie de variables para cada proyecto que finalmente conducen a una decisión binaria de 1 (sí) o 0 (no) sobre si incluir o no el proyecto en el presupuesto. Esto puede ser útil para las empresas que no están seguras de una solución comercial en particular y buscan una manera fácil de evaluar oportunidades.

Deja un comentario