5 Lecciones poderosas de Mark Zuckerberg

El joven programador estadounidense Mark Zuckerberg, cofundador de una de las redes sociales más populares de la historia Facebook, gracias a su mente creativa e inteligente aprendió a programar cuando tenía solo 11 años, con la ayuda de su padre y cuando tenía 20 años de edad creo Facebook con la ayuda de sus socios. 

¿Pero, qué podemos aprender de Mark Zuckerberg?

En este artículo te compartiremos las mejores enseñanzas de este genio e innovador empresario que con su visión y filosofía de gestión ha logrado éxito en sus negocios.

Enfócate en ser creativo

La creatividad nace de la curiosidad, de esa capacidad de pensar e imaginar, son ideas que viajan a través del pensamiento y que tienen el poder de creación de las cosas más extraordinarias que pueden existir en el mundo, y es que todo lo que existe hoy en nuestras vidas fue creado producto de esas ideas creativas, los grandes descubrimientos de la historia se han llevado a través de esa curiosidad por saber que hay detrás de cada cosa, para ser creativo solo se necesita ser curioso y estar en constante movimiento, creando ideas y ejecutándolas a pesar de que estas no salgan como esperamos. 

Procura ser excelente en lo que haces

Independientemente de lo que hagas, sea cual sea tu área, enfócate en ser el mejor. Esto lo lograras estando en constante preparación, el aprendizaje nunca debe parar, rodéate de personas exitosas en tu área y aprende lo mejor de cada uno de ellos, realiza cursos, busca tutoriales, lee libros, pero nunca te canses de aprender, perfecciona tus habilidades y despierta ese don de genio que todos tenemos si trabajamos en ello.

Haz de tu proyecto una prioridad

Si comienzas un proyecto o negocio, trata de dar lo mejor de ti, cuando una persona se compromete de corazón por lograr algo, no hay nada que detenga esas ganas, esa fe inquebrantable y sobre todo confianza en sí mismo para lograr sus metas. Si estás trabajando en un proyecto, trabaja duro hasta que esté de sus frutos, no bajes la mirada de él, se  persistente en lo que haces. Cuando una persona se dedica a realizar varios trabajos al mismo tiempo, puede que no logre el éxito en ninguno.

Corre el riesgo

Tomar la iniciativa en ocasiones es lo más difícil, porque es en ese momento donde nacen las dudas y las incertidumbres de si el proyecto en cuestión funcionara o será un fracaso, los riesgos siempre existirán, puede que nuestro proyecto sea un fracaso pero si no tomamos la iniciativa de empezar no sabremos que pasara con esto, por el contrario, si no lo intentamos ya habremos fracasado, es mejor empezar y asumir los riesgo que quedarnos atascados. Si existe la posibilidad de fracaso, existe la posibilidad de éxito.

Estar motivado y ser apasionados con lo que hacemos

La motivación es ese motor que nos impulsa a seguir cada día, a luchar por lo que queremos y si conectamos la motivación con la pasión, obtendremos grandiosos resultados. Las metas no se logran solo deseando, se logran trabajando y poniendo pasión a lo que hacemos.  

Deja un comentario