Qué hacer si pierdes tu empleo

Cuando una persona pierde su puesto de trabajo, el sentimiento común desarrollado es tender a la depresión. Las primeras sensaciones que sacuden la mente humana rondarán entre el agobio, el sofoco, la ansiedad y la aflicción. Tenderá a ver la situación como algo de suma complejidad y peligrosidad.

que hacer perder empleo
a young coffee shop worker entering the order into the a digital display screen

Una vez superado el estupor y de nuevo en el ruedo de las entrevistas laborales, verá con congoja el pasar de los días sin recibir la deseada llamada que nunca llega. En este punto, la situación se torna para muchos desesperante. Ante este panorama es muy frecuente que el estrés, la ansiedad y el nerviosismo dificulten las relaciones interpersonales con la familia y los amigos.

Frente a este escenario será necesario tomar determinaciones. En un primer paso deberemos cambiar el enfoque de nuestra mente sobre el problema. Se debe intentar ver la situación como un obstáculo a sortear, el cual nos invita al combate cuerpo a cuerpo con el destino.

Podemos intentar ver la parte positiva, aunque dentro se sienta como una gran incomodidad y dolor. Sin embargo, cambiar la perspectiva puede resultar en la mayor fuente de energía para movilizarnos día a día y no caer en la desidia. Aquello que se ve, se siente y se presenta como una desgracia puede encaminarte al éxito profesional.

Conócete a ti mismo

Antes de realizar la primera búsqueda concéntrate en reconocerte a ti mismo. Debes ser consciente sobre tus habilidades y sobre tus falencias. Debes preguntarte seriamente cuál es el tipo de empleo que buscas, en qué industria te gustaría trabajar y cuáles son tus objetivos a cumplir en mediano y largo plazo.

Preguntas que te ayudarán a conocerte mejor

  • ¿Cuáles son mis principales aptitudes?
  • ¿Qué clase de empresa podría estar interesada en una persona que posea tu perfil?
  • ¿Qué habilidades te gustaría desarrollar? Enuméralas
  • ¿Cuáles son las empresas interesadas en esas habilidades?
  • ¿Cuál es el puesto de trabajo que te gustaría obtener?
  • ¿Cuáles son los trabajos que te gustaría desempeñar en ese puesto?

Estas preguntas debes contestarlas de forma franca y sincera. Puedes hacerlo simplemente con un lápiz y papel, o bien optar por un documento de texto o planilla de cálculo. Escoge la opción que más cómoda te resulte, pero tómate el tiempo para contestar todo detalladamente.

Lo más probable es que jamás hayas pensado en cosas similares pero es un ejercicio que te permitirá conocerte mucho mejor. Así podrás dirigir tu búsqueda laboral a puestos realmente atractivos y aptos para ti. No dejes de lado tus partes positivas, cree y confía en tus logros y decepciones. Ambos aspectos son necesario para forjar nuestra personalidad y con ella, conquistar aquellas metas que hoy parecen lejanas.

Ahora serás más preciso a la hora de buscar ofertas laborales. Esto implicará tener más probabilidades de ser contratado porque eres consciente de tus virtudes y flaquezas y en función de ello puedes dirigir tu búsqueda de trabajo a puestos que realmente puedes cubrir.

Así conseguirás que tu búsqueda laboral deje de ser algo mecánico que solo te quitaba tiempo. Al saber qué es lo que deseas es fácil conseguir la motivación y entusiasmo necesario para hallar lo que buscas.

No olvides que un nuevo empleo puede significar una gran oportunidad para tu progreso laboral y personal.

  • Enfócate en encontrar una empresa que te permita crecer profesionalmente
  • Busca un lugar donde puedas desempeñar tu tarea como profesional en las áreas que más te atraen
  • Puede ser una oportunidad para lograr una gran estabilidad
  • Puede ser una verdadera oportunidad para hacer aquello que realmente te agrada

Si logras mirar tu búsqueda laboral de esta manera esto pasará de ser una desgracia a una actividad fructífera que puede suponer un cambio positivo para tu vida.

Es muy normal que al comienzo te sientas desanimado y que no veas sentido alguno en los esfuerzos que llevas a cabo. Es aquí cuando tu convencimiento acerca de que esta puede ser una gran oportunidad para mejorar tu vida te dará el entusiasmo y energía necesarios para llevar la búsqueda de manera efectiva.

La motivación y el entusiasmo son dos cosas muy fáciles de percibir en una entrevista laboral. Eso es un plus que no cualquiera puede sumar. Vale la pena realizar el esfuerzo verás que al dirigir correctamente tu búsqueda conseguirás aquello que realmente precisas.

Deja un comentario